Anunciantes



Black Friday y COVID-19

La pandemia ha modificado definitivamente nuestros hábitos de consumo y el modo en el compramos. Es evidente que la compra online está en sus mejores momentos, como así lo demostraron las cifras de comercio electrónico durante el confinamiento. Y es que la compra on line ha pasado de ser un acto de comodidad a ser un acto de salud, ya que al evitar las tiendas físicas se reduce la exposición al virus y al posible contagio.

Esta tendencia también es perceptible en las ventas online de la industria travel donde, gracias a la flexibilización de las políticas de cancelación tanto de las cadenas hoteleras como de las aerolíneas, se ha detectado un freno en la caída en picado de las reservas que habíamos estado observando hasta el momento. Está claro que, si bien la tendencia a la reserva de viajes al extranjero y la reserva de pernoctaciones se ha reducido drásticamente, lo cierto es que en general las personas siguen soñando con poder escapar de su rutina diaria y andan en busca de ofertas flexibles, principalmente en destinos nacionales que les permitan reservar una escapada, sin el miedo a la sombra del surgimiento de una segunda ola de la pandemia en algunas zonas geográficas y que puedan implicar nuevas restricciones de movilidad.
Y qué mejor momento que ofrecer a tu público unas ofertas interesantes y atractivas que el Black Friday o, en continuidad, el Cyber Monday.

Qué es el Black Friday

Ya lo hemos explicado en anteriores posts, pero por si no lo sabes, el «Viernes Negro» es la fecha que se toma en el mundo anglosajón (y desde hace ya unos años en el mundo entero) como inicio de la temporada de las compras navideñas.
Se busca incentivar el consumo mediante la oferta de grandes rebajas. En su origen se realizaba solo en tiendas físicas y duraba 24 horas durante las cuales las tiendas permanecían abiertas con un gran tráfico de público ansioso de encontrar el gran chollo.

Luego, con la llegada de internet y la instauración de la venta online aparece el Cyber Monday, que extiende las ofertas marcadas por el Black Friday durante todo el fin de semana.El éxito de estas campañas han provocado que en los últimos años hasta haya una etapa de Pre-Black Friday donde los comercios empiezan a calentar motores ofreciendo descuentos «in crescendo» hasta llegar al Black Friday. Los comercios han visto el filón de esta campaña pre-navideña y finalmente se ha ido instaurando en la vertiente online la extensión del Cyber Monday con la denominada «Cyber Week».

El Black Friday cuenta con la versión latinoamericana denominada Buen Fin, que es especialmente conocida en México, pero cuyas fechas y duración difieren del Black Friday original.

Cuándo es el Black Friday

La fecha siempre recae en el viernes después de la festividad de Acción de Gracias de Estados Unidos, o para que te sea más fácil recordarlo, siempre cae en el último viernes de Noviembre.
Por tanto, este 2020 el Black Friday caerá el 27 de noviembre y el Cyber Monday el 30 de noviembre.

La Nueva Normalidad

En el caso de los comercios retail, la fecha del Black Friday en esta nueva normalidad debe marcarse en su calendario con un gran circulo rojo. Las tiendas físicas se están viendo afectadas por cierres, además de la limitación de movimiento en muchas zonas geográficas.
Este 2020 el Black Friday a a ser básicamente un evento digital y por ello se espera que las ventas online durante estas fechas revienten cifras de años anteriores.
El sector turístico, no obstante, cuenta con algunos inconvenientes que se deben tener en mente a la hora de planificar las diferentes estratégias en una situación siempre cambiante pero que, irremediablemente, que puede tener un efecto en las ventas.

En el pasado, la reserva de las vacaciones de verano o de navidad se realizaban con gran antelación, especialmente en el países del norte de Europa, y los descuentos de Black Friday siempre han sido un buen gancho para atraer a los clientes potenciales a la web de las cadenas hoteleras y aerolíneas. No obstante, la situación de incertidumbre constante que vivimos, ha provocado que la tendencia haya ido cambiando y las reservas de Último Minuto sea la corriente que va cogiendo más y más fuerza.

Esto no quiere decir que las empresas de la industria turística deban dejar de realizar acciones especiales para el Black Friday, sino al contrario. Las aerolíneas han rebajado sus precios radicalmente y volar a los destinos principales nacionales y europeos, en estos momentos, es asequible para la gran mayoría. Han flexibilizado las políticas de reembolso e incrementado las medidas de seguridad en los aviones.
Las cadenas hoteleras se han volcado a ofrecer unas instalaciones limpias de COVID, se han creado sellos de garantía y se han flexibilizado como nunca las políticas de cancelación o de modificación.
Y lo más importante, las búsquedas de ofertas se han disparado a nivel mundial. En resumen, existe la demanda y existe la oferta. Ahora es cuestión de que este sector pueda lanzar estas ofertas de Black Friday destacando estas garantías para incentivar las tan deseadas reservas.

Si quieres saber más sobre el Black Friday y el Cyber Monday, te invitamos a leer cualquiera de los post que podrás encontrar en nuestro blog, como por ejemplo los consejos para arrasar en estas fechas.

Comparte el amor
PorAna Carmona

Sobre el autor

Ana Carmona