Anunciantes

embudo de conversión

En las últimas décadas, internet se ha convertido progresivamente en la fuente de información turística más potente a nivel global.

Según el informe de tendencias turísticas (2018-2019) de IPK International, en cuestión de 10 años se ha duplicado el uso de internet para fines turísticos, pasando del 46% al 82%. Aumentando así, las reservas hoteleras directas (38%), de aerolíneas(27%) y de otros proveedores turísticos.

Teniendo en cuenta estos datos, puede parece que las circunstancias son ventajosas para las compañías turísticas que operan online, pero la acusada competencia de este sector sumada a la falta de optimización web, puede hacer que pierdas parte de tus reservas o ventas  online.

Para evitarlo, desde Affilired te ayudamos a optimizar el embudo de conversión. Existen dos tipos de embudos, el de ventas y el de marketing, en este post nos centraremos en el de ventas.

¿Qué es el embudo de conversión?

Aunque varía según el tipo de negocio, generalmente tiene el mismo objetivo para todos: aumentar la tasa de conversión.

 

Pasos del embudo de ventas

Cualquiera podría ver su negocio reflejado en esta imagen que muestra cuál es el recorrido del consumidor potencial hasta llegar a convertir, es lo que llamamos customer journey.
El embudo de conversión, sin embrago, muestra todas estas etapas, pero no se centra en un usuario, sino en la cantidad de usuarios que entran en tu web y en los puntos en los que la abandonan, estrechando así el recorrido. De ese modo, puedes analizar cuáles son los puntos de fuga y optimizarlos.

Cómo optimizar las diferentes etapas del embudo de conversión.

El sector turístico tiene necesidades especiales, por eso tienes que tener en cuenta la optimización de manera individualizada y buscar cuál es la mejor solución para cada etapa del embudo. En este punto, te ayudamos con algunos ejemplos.

Primera etapa: Atención

Es el estado en el que el usuario imagina, es cuando se plantea que quiere viajar y empieza la búsqueda online hasta llegar a tu web.

¿Cómo optimizarla?

En este punto tienes que tener claro cuál es tu “buyer persona” y más allá de esperar que llegue a ti de forma directa, orgánico o referal, debes dedicar esfuerzos a conseguir mayor tráfico mediante:

  • Creación de campañas de marketing online sugerentes:
      • AdWords: con un presupuesto moderado puedes tener grandes resultados.
      • Redes sociales: con millones de usuarios, son plataformas con gran potencial si se realiza la segmentación adecuada.
      • Marketing de afiliación: los links de cientos de afiliados apuntando hacia tu web mientras promocionan tus productos, te ayudarán a tener más tráfico con alta probabilidad de conversión.
  • Creación contenido de calidad en tu blog, prestando atención a las palabras clave por las que te interesa posicionarte de manera orgánica.
  • Postear ofertas o contenido que llame la atención en las redes sociales aprovechando su tirón.

Segunda etapa: Interés

Una vez los tienes en tu web, tienes que despertar la curiosidad de tus usuarios para que deseen seguir navegando y conociendo lo que les ofreces.

¿Cómo optimizarla?

Si en este segundo paso ya tienes una tasa de abandono considerable, quizá sea porque tu web es difícil de entender y/o navegar o tus productos no llegan a generar interés.

En este punto, tienes que preguntarte si el diseño es sencillo, si las imágenes son atractivas, si el usuario puede encontrar fácilmente lo que busca, en definitiva, si tiene buena usabilidad.

Para generar mayor interacción, pon ofertas especiales en la home que les despierten interés por seguir navegando y asegúrate de que la suscripción a la newsletter sea visible y sencilla.

Tercera etapa: Deseo

Es la etapa en la que se empieza a crear confianza y por tanto, deseo de realizar la compra en esta web.

¿Cómo optimizarla?

El usuario está cerca de tomar la decisión final y necesita argumentos que refuercen su intención de compra. Sería interesante que en esta etapa mostraras reviews de otros usuarios satisfechos en tu producto o servicio. Se trata de potenciar elementos tranquilizadores para reforzar confianza e influir en la decisión de compra.

Cuarta etapa: Acción

Es la última etapa, el momento en el que el usuario ha decidido realizar la reserva o compra.

¿Cómo optimizarla?

En esta etapa debes simplificar al máximo y mostrar toda la seguridad y facilidad de pago. Además, ofrecer algún descuento por ser la 1º venta o algún “upgrade a buen precio” (en caso de un hotel), podría ser clave para que finalmente pase de usuario a cliente, y quién sabe si en un tiempo, a preescriptor de la marca también.

 

Spread the love
ByAffiliRed

About the author

AffiliRed administrator